Puta

Soy una puta por tu boca.
Soy una puta por tus ojos.
Me llamas puta y me deseas.
Y yo, no me vendo a tus palabras.

Podré comerciar mi cuerpo
En una cuneta desgastada
Tendrás la puta, pero nunca,
de la mujer, alcanzarás el alma.

Soy una puta porque me compras
Soy una puta porque me gastas
Me insultas desafiante sin saber, «ja-ja»,
Que una puta sin un hombre como tú
De puta, no tiene nada.