El Manifiesto

Isla de Mallorca, Noviembre de 2010

Nos definimos inquietos e innovadores en el ámbito personal, no formando parte de creencia ni religión específica. Sentimos la necesidad de apertura de nuestras propias capacidades para el desarrollo de la Consciencia individual, de la cual todos somos portadores en más o menos grado.

Consideramos que en esta sociedad, de la que formamos parte, infinidad de valores se han difuminado por las fuertes imposiciones del individualismo, la egolatría, la cultura de lo inmediato y el materialismo desorbitado.

Por ello, los abajo firmantes, hemos acordado utilizar nuestra mayor o menor capacidad de creación artística, junto a la experiencia de vida adquirida paso a paso, como herramientas para la transmisión de valores de Consciencia.

Constituyéndonos en un acto sencillo y alejado de protocolos, ponemos nombre a la nueva tendencia la cual ha sido registrada y denominada: Consciencialismo.

Utilizando el arte como medio principal, perseguimos el afloramiento del pensamiento creativo a favor de una tendencia Consciencialista. Esta nueva tendencia no está ligada directamente a ninguna idea política, filosófica o religiosa. Nuestro único objetivo es revolucionar la propia Consciencia y ayudar, en la medida de lo posible, a aumentar su presencia en la sociedad. Para ello utilizaremos las herramientas que están en nuestras manos: el arte en cualquiera de sus disciplinas.

Mediante nuestra expresión creativo-artística, buscaremos el encuentro de uno mismo en el despertar de la Consciencia, recuperando los valores perdidos ó desconocidos, promocionando la búsqueda grupal, creando matices plástico-expresivos de manifestación artística y haciendo participes a cuantos buscan por los caminos de la Vida misma.

Declaramos como objetivo principal hacer una aportación al fomento de expansión de la Consciencia de manera colectiva, por ello los fundadores del Consciencialismo acordamos, en acto de constitución de dicho movimiento Consciencialista, invitar a todo artista dispuesto a adherirse al manifiesto y a su decálogo correspondiente y a participar en esta tendencia, siempre que la filosofía de su obra esté de acuerdo con lo aquí expuesto.

Anthel Blau                    Carlos Quintana                    Juan Montáñez