El Decálogo

1. El Consciencialismo es una tendencia de pensamiento que desea fomentar, mediante el arte en cualquiera de sus facetas, aquellos valores individuales o sociales inherentes al desarrollo de la Consciencia del ser humano.

2. Los valores que deben ser base de la obra consciencialista, son el respeto a la vida, a la Tierra, a la naturaleza y al propio ser humano. La obra aportada por los diferentes artistas estará siempre enfocada a esta finalidad.

3. El Consciencialismo contempla la utilización del arte como medio de expresión hacia el exterior, como continuación de la búsqueda de estos valores en el interior de uno mismo.

4. La inclusión de nuevos artistas en el movimiento consciencialista no será por decisión propia, sino mediante la admisión por parte de los ya pertenecientes a esta tendencia. La decisión se tomará en base al conjunto de la obra y/o evolución de la misma.

5. El movimiento consciencialista está abierto a todas las artes, cualquiera que sea el estilo artístico y sin excepción alguna, incluida la publicidad, que aun sin ser considerada un arte como tal, creemos oportuno incluir dada su repercusión social, y como medio muy a tener en cuenta en cuanto a potencial a la hora de transmitir el mensaje de la Consciencia.

6. El artista que sea admitido en este movimiento, se compromete a transferir una fotografía o varias, según sea su obra, escultórica, pictórica, arquitectónica, etc. o bien, una copia en caso de composición musical, obra literaria, fotográfica, de publicidad, etc. a la sede virtual del Consciencialismo, dirección electrónica que será facilitada a la firma del presente decálogo. La aceptación del presente decálogo dará derecho a la inclusión de un link en www.consciencialismo.com, de la página web que el artista pudiera tener, a la consulta de todo el fondo artístico de que se disponga, así como derecho a tomar parte en las exposiciones colectivas que bajo el concepto consciencialista se pudieran realizar.

7. No se verá excluida de este movimiento artístico ninguna tendencia política, filosófica, religiosa o creencia particular alguna, siempre que el contenido de la obra sea acorde con la filosofía consciencialista.

8. El Consciencialismo no será utilizado como medio de propaganda, salvo para la promoción positiva de dicha tendencia artística.

9. El compromiso de pertenencia sólo obliga al acatamiento de este decálogo.

10. El incumplimiento de parte o totalidad de este decálogo generará la exclusión instantánea de dicha tendencia.