Beatriz González de la Vega

La escultura es mi compañero de camino

Los niños de la guerra

EL Consciencialismo me atrajo, pues me parece da respuesta concreta a la necesidad de aunar y materializar  el uso “consciente”  de la expresión artística como medio de comunicación con capacidad de influencia hoy, gracias a la tecnología, prácticamente sin fronteras de ningun tipo.

Desde  mediados de los años 80 y ya de manera consciente, la escultura es mi compañero de camino, es un diálogo entre lo lleno-vacío, como metáfora de la materia-espíritu, de lo tangible e lo intangible .

Busco captar un instante que transformado en escultura, sea así eterno en el tiempo e invite a tomar  “consciencia” de lo atemporal de un instante, de un pensamiento o de una emoción. Beatriz Gonzalez de la Vega (gove)